Noticias

KOHLHAGE publica nuevos folletos de productos

Tecnología de transmisión

El aceite debe fluir, preferiblemente a través del conducto

En el vehículo, la transmisión es uno de los elementos centrales. Un mal funcionamiento del conjunto conduce inevitablemente al fracaso total. Para que una caja de cambios funcione correctamente, el flujo de aceite interior debe estar garantizado.

¿Y qué tiene que ver eso con KOHLHAGE? Las trasmisiones modernas siempre se han fabricado por fundición a presión. Tras este proceso, los flujos de aceite se incorporan a la carcasa fundida mediante tecnología de fresado. Esto lleva tiempo y es sobre todo caro. La tecnología KOHLHAGE sustituye el largo proceso de fresado.

Incluso antes del proceso de fundición propiamente dicho, los tubos se introducen en la herramienta de fundición. Los contornos de los tubos corresponden al posterior flujo de aceite. Durante la fundición, los tubos también se funden. Ventaja para el fabricante: se elimina por completo el proceso de fresado.

Otra característica habla a favor de la solución de KOHLHAGE: cuando se fundían los tubos antes, había que rellenarlos con sal o arena. De este modo, se evitaban deformaciones causadas por la presión durante la fundición. Las soluciones de conductos KOHLHAGE están diseñadas desde el principio para soportar la presión. Esto también elimina los costes adicionales de limpieza de los conductos, que requiere mucho tiempo. Por supuesto, los especialistas de KOHLHAGE también asesoran sobre la elección correcta del material y el revestimiento óptimo de los tubos.

Contacto

Carrera

Noticias

Descargar

Certificaciones